Una hiperqueratosis  es un engrosamiento de la piel, compuesto por células muertas, queratinizadas, descamadas, impactadas y distorsionadas en zonas de  fuerte roce, fricción o presión.