Es una proliferación ósea que aparece en la zona subungueal de etiología adquirida (traumatismo), produce dolor y deformación de la uña.